fbpx

Solita Films

‘SIN FIN’: ODISEA FANTÁSTICA Y ROMÁNTICA

La película de los hermanos Alenda se aleja de los estándares del cine español convencional y podría entroncar perfectamente con la línea de moda del anime japonés pero con María León y Javier Rey como protagonistas.

Rey y León en 'Sin fin'.
Rey y León en ‘Sin fin’.

Dirección: César Esteban Alenda, José Esteban Alenda. Intérpretes: María León, Javier Rey, Juan Carlos Sánchez, Mari Paz Sayago

De qué va. Javier se ha pasado toda su vida concentrado en su trabajo como científico. Sin embargo, su relación con el amor de su vida, María se ha ido desmoronando, hasta tal punto que ella se encuentra sumida en una grave depresión. Por eso viajará en el tiempo, en esa máquina que tanto le ha costado fabricar, para intentar recuperarla.

Y qué tal. Los hermanos Alenda ya habían destacado en el terreno del cortometraje con un puñado de trabajos en los que demostraron ser poseedores de un imaginario muy personal y lleno de ideas bastante arriesgadas. Ahora certifican este espíritu a contracorriente en una película que se aleja de los estándares del cine español convencional y que perfectamente podría entroncar con la línea de moda del anime japonés que consiste en mezclar los viajes temporales con el elemento romántico. En ese sentido, ‘Sin Fin’ sería nuestro ‘Your Name’ o ‘Fireworks’ español, pero con María León y Javier Rey como protagonistas de una odisea de ciencia-ficción que reflexiona en torno a la pareja y los errores y desencuentros que ponen fin a una relación. Así, el pasado y el presente se unen a través de un viaje que ofrece dos caras contrapuestas: la ilusión inicial del enamoramiento a través de la nostalgia del ayer, y el dolor, la culpa y la decepción que se han ido incrustando en la pareja a lo largo de los años hasta terminar por resquebrajar sus sentimientos. En ese sentido, es la mirada de María León la que logra vehicular toda la narración y darle sentido. La chica del pasado llena de vida, da paso a una mujer vacía, sin sueños ni esperanzas que se ha dejado vencer por el tedio y la monotonía de una vida sin alicientes y repleta de frustraciones.

‘Sin Fin’, al igual que ocurre en las mencionadas ‘Your Name’ o ‘Fireworks’, resulta delicada y poética a la hora de perfilar las relaciones que se establecen entre los personajes. Y lo hace a través de pequeños detalles que cobran una importancia vital en la narración, como ese reloj al que nunca se le ha dado cuerda y que necesita ponerse en movimiento para que los personajes salgan del estancamiento en el que se encuentran sumergidos. Pero también cae en la tentación del arrebatamiento sentimental en algunos momentos que pueden resultar un tanto cursis y afectados. Por el contrario, otros se encuentran impregnados de verdad. Todo ese recorrido en autobús a finales de los ochenta, con sus paradas en estaciones de servicio, cintas de Manolo Escobar, canciones de Mecano, el sudor del verano en un coche sin calefacción, demuestran que nos encontramos frente a un par de directores con un alto grado de observación y potencia expresiva y que son capaces de envolver y atrapar a través del costumbrismo nostálgico.

El resultado: Una pieza que se inserta en caminos poco transitados en nuestra cinematografía. Un itinerario emocional de alto calado emocional en el que se mezclan diferentes géneros pero que funciona como una road movie de reencuentro sentimental, como una metáfora en torno fracaso amoroso y como implacable crónica del desencanto vital.

 

Lo mejor: María León y sus ojos, que lo dicen todo. Y la química con Javier Rey.

Lo peor: Que en algunos momentos tienda al arrebato sensiblero.

http://www.fotogramas.es/Festival-de-Malaga/2018/sin-fin-festival-malaga

Comments: 7
  • Jorge Zapata Vidal
    9 diciembre, 2018 02:22

    Una pequeña joya…Bonita, muy trabajada. Mejora el guión y los personajes sobre la idea previa plasmada en el notable corto Not the end. Se nota el esfuerzo. La película se hace ccrtísima y sabe emocionar. Es muy cercana en su trama, muy personalizable. El juego de conceptos opuestos en los personajes y situaciones da lugar a una identificación y a dialogar sobre ella. La actuación de Javier Rey es meticulosa y perfecta. Lo de María León es más un don, una capacidad para llenar la pantalla y llevar al espectador a dónde quiera con sólo una mirada. Estoy seguro de que el tiempo y el boca a boca harán mejorar el escaso impacto mediático inicial. Simplemente quería hacer este comentario para animar al equipo y felicitarles por su gran trabajo.

Post a Comment