Postproducción / Largometrajes

LA PECERA


2022 / 95′ / GLORIMAR MARRERO

SINOPSIS


Tras años de remisión, el cáncer de Noelia se está extendiendo. Cansada del tratamiento, regresa a su Vieques natal, un paraíso puertorriqueño con aguas llenas de vida que esconden toneladas de contaminación militar dejada por el ejército de USA tras probar armamento en la isla durante décadas. Ante la insistencia de su familia en controlar cada aspecto de su vida por su enfermedad, Noelia busca vías de escape que nadie quiere aceptar. El anuncio de la llegada del huracán Irma pone un límite inevitable a su familia para aceptar las decisiones de Noelia.

MOTIVACIONES DEL PROYECTO


«En mayo de 2013 mi madre murió de cáncer colorrectal. En el mes de octubre de ese mismo año, me volqué a escribir la primera versión del guión de La Pecera. En ese momento anhelaba narrar una historia vinculada a la enfermedad y al proceso del fin de la vida, pero no quería trabajarlo desde una perspectiva biográfica. La historia de la isla municipio de Vieques, al este de Puerto Rico, me inspiró y se convirtió en el espacio natural ideal para este relato que habla de los síntomas de la colonia en el cuerpo de una mujer puertorriqueña llamada Noelia. Desarrollé el espacio ambiental de este drama intimista en Vieques, Puerto Rico, isla municipio que, desde mi punto de vista, es la manifestación de uno de los peores resultados de la relación política de Puerto Rico con Estados Unidos. Vieques sirve además como metáfora para expresarme en torno a mi doble condición de puertorriqueña y nacionalista que cree en la independencia de su país. Vieques representa para mi “una colonia dentro de otra”.

En Vieques, la Marina de Guerra de EE.UU. realizó prácticas militares por más de seis décadas. El impacto ecológico, cultural y social de estas prácticas no tiene precedentes, al punto de que ha convertido al territorio viequense en una de las zonas de mayor concentración de cáncer en el país y causado un fuerte daño, que afecta y altera la vida de sus habitantes. El resultado de estas prácticas militares no solo incide en los habitantes de Vieques y Puerto Rico, ya que las aguas viequenses son parte de la Cuenca del Caribe y esto podría amenazar a la salud pública y ambiental de toda la comunidad caribeña. 

La historia cinematográfica puertorriqueña cuenta con alrededor de sesenta títulos en obras de ficción. Sólo cuatro han sido dirigidas por mujeres. Esto me urge a contar no solo una historia sobre un personaje femenino, sino a encaminar todo un proyecto realizado con una visión autoral femenina. 

Con este proyecto busco deconstruir y resignificar la muerte de mi madre a través de un personaje que recibe la misma noticia que ella, pero que toma decisiones distintas. Mis vivencias con la enfermedad y con las manifestaciones de la colonia puertorriqueña me inspiran a contar esta historia. La Pecera, con el agua estática, simbólicamente revela el estancamiento de un país y la asfixia que pueden llegar a provocar la negligencia, el abandono y la indiferencia gubernamental. 

Considero urgente apelar a este tema en el momento histórico en que Puerto Rico se encuentra: tras el colapso económico del país en el 2006, en el 2016 se instauró la Junta de Control Fiscal nombrada por el Congreso de los Estados Unidos, organismo que controla el presupuesto del país. En el 2017 pasaron los huracanes Irma y María dejándonos en un desasosiego que todavía hoy prevalece, y el 6 de enero de 2020 ocurrió un terremoto 6.9 en el sur de la isla. Puerto Rico es azotado por fuerzas políticas, naturales y económicas, y nuestros relatos son invisibles ante el mundo. 

La Pecera es una alegoría de los síntomas que produce el coloniaje del cuerpo, del espíritu y de la autodeterminación. La enfermedad es la metáfora de nuestra historia. Vieques es la representación isleña de la enfermedad, la decadencia social producto de la colonización política y, también, de la esperanza. Es así como este relato intimista viequense representa el duelo colectivo a través de la mirada de Noelia, ese que no queremos mirar y que tenemos de frente.» GLORIMAR MARRERO [Directora]

TFI Latin America Fund

TRIBECA FILM INSTITUTE


Premio MAFF - EAVE

FESTIVAL DE CINE ESPAÑOL DE MÁLAGA


FICHA TÉCNICA


País: Puerto Rico
Producción: Canica LLC, Glorimar Marrero (Puerto Rico), Solita Films, José Esteban Alenda (España), Auna Producciones, Amaya Izquierdo (España)
Guion y Dirección: Glorimar Marrero
Duración: 95′
Formato: 1.85:1 / color
Locaciones: San Juan, Vieques (Puerto Rico)
Idioma: Español
Género: Drama
Con la Apoyo de: Puerto Rico Film Commission, Programa Ibermedia, ICAA, Ayuntamiento de Madrid

BIOFILMOGRAFIA GLORIMAR MARRERO


En 2012 ganó el premio al Mejor Guión en Cinefiesta (Festival Internacional de Cortometrajes de Puerto Rico), una competencia de escritura de guiones, con su primer cortometraje «Tokío» (Selección oficial del Festival Internacional de Cortometrajes de Palm Springs 2014 y Cinefiesta 2014).

Ese mismo año, su segundo cortometraje, «Amarillo (Amarillo)» , fue seleccionado paraformar parte de Micros 2012, una serie de cortometrajes de Puerto Rico Film Corporation.

En 2016 dirigió el cortometraje «Biopsia» (S.O. Festival Internacional de Cine Ícaro, Guatemala, 2016; XXI Islands International Short Fest, Nueva York, Mención de Honor, 2016) fue parte del Festival de Cine Europeo en Puerto Rico, donde ganó el Premio al Mejor Director.

En 2017 dirigió el cortometraje «Still «(Selección oficial del Festival Internacional de Cine de Gibara en Cuba en 2017, Selección oficial de la programación de cine juvenil en Cuba en 2017, Selección oficial del Festival internacional de cine Ícaro en Guatemala en 2017 y Selección oficial del Festival Internacional de Cine de Panamá en Los Ángeles, CA, en 2017). Este proyecto fue parte de la pre-tesis de segundo año de la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV), en San Antonio de los Baños, Cuba.

Durante el mismo año estrenó «Revuelo en la Roosevelt», su primera pieza de videoarte encargada por el Instituto de Cultura Puertorriqueña y el National Endowment for the Arts.

Glorimar trabaja en el desarrollo avanzado de «La Pecera» (ganadora del concurso de guiones inéditos del 39º Nuevo Festival de Cine Latinoamericano, 2017, y
ganadora de la Subvención del Fondo para América Latina del Tribeca Film Institute,
2018), su primer largometraje de ficción; y está en la postproducción de «Por el barrio», un documental encargado por el Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico, mientras desarrolla otros proyectos de autor.







Leave a reply


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.








Recent Portfolios